MUSICA

1 feb. 2015

CADIZ C.F. Y NUEVA ISLA CONSTITUCIÓN

Hola amigos,

Buen día el pasado hoy Domingo día 1 de Febrero de 2015 en el estadio de Fútbol Ramón de Carranza, en Cádiz, en el que el C.D. Nueva Isla, fue invitado por la directiva del Cádiz y que se trasladaron desde San Fernando, para ver el partido Cádiz C.F. contra el C.D. Marbella, en un día radiante de Sol y de juego.

La crónica es la siguiente:
Carranza tras casi un mes de espera. Y lo hizo con un partido de locos. El equipo de Pablo Alfaro, tan aguerrido como su entrenador, no dejaba un resquicio para que los de Claudio pudieran hacer su fútbol. Primera parte muy disputada. Partido de Segunda B puro, como el de las visitas al Villanovense o La Roda, pero esta vez se disputaba en el estadio gaditano. El Cádiz ha madurado desde la llegada de Claudio. El equipo ha aprendido a cocinar y leer los partidos hasta acabar con su rival.
Durante la primera parte el Cádiz CF nunca se sintió cómodo en el terreno de juego. Lo intentaba, pero apenas conseguía triangular una jugada. Pero era más mérito de un rival bien plantado que de un Cádiz con mucha voluntad pero falto de ideas. Aún así pudieron llegar dos goles para los amarillos, pero Moya Baena hizo la vista larga y se tragó dos penas máximas.
Pero a la tercera sí la vio. Pero fue para el Marbella. Penalti claro. Pero Aulestia quería celebrar su centenario a lo grande. El vasco se erigió protagonista del encuentro en una parada para enmarcar. Entonces el partido entró en un estado de locura pasajero. En la jugada siguiente, Rubio, desde la frontal del área se sacó un zambombazo con la pierna izquierda ante el que nada pudo hacer Francís. Volvía al once titular tras su lesión y lo hacía a lo grande.
El Cádiz iba empatando, pudo irse perdiendo pero se fue ganando al descanso. Las cosas del fútbol. Aunque no había mostrado su mejor versión, no merecían irse con un gol en contra al vestuario. 1-0 y por delante en un partido que parecía que iba a ser demasiado largo. Es la madurez de un equipo que ha aprendido a competir de maravilla. Falto fútbol en la primera parte, pero el Cádiz tiró de una pegada descomunal en la segunda. 
Pero lo de la primera parte fue un espejismo. Solo comenzar el segundo tiempo, Airam ya dejó su sello con una vaselina espectacular. Su ocasión se fue al larguero. Pero en la siguiente llegaría el gol del canario. Se reecontraba con la titularidad y la supo aprovechar el delantero amarillo. A los tres minutos, se escoró dentro del área y puso el balón allá donde no pudo llegar Francis.
El partido estaba listo para sentencia. Los amarillos, a falta de fútbol, tiraron de pegada. Migue que había salido en la segunda mitad por Villar, hizo el cuarto de la mañana tras una gran maniobra. 4-0 en un partido que cambio de cara tras el descanso. Los de Pablo Alfaro no fueron ni la mitad de lo que ofrecieron en la primera parte. Al final llegaría el penalti transformado por Jona. Tres puntos más y pinchazo del UCAM. Mañana redonda.