MUSICA

25 mar. 2015

"LOS JUGADORES DEBEN PENSAR QUE SUS HIJOS LOS VEN"

Hola,

He leído unos artículos que me parecen interesantes y que quiero compartir con todos vosotros.

"LOS JUGADORES DEBEN PENSAR QUE SUS HIJOS LOS VEN"
Les acercamos la entrevista a Patricia Ramírez, psicóloga deportiva, realizada por nuestro director Alberto Martínez en las páginas del DIARIO AS. He aquí la entrevista íntegra.

¿Si usted fuera Ancelotti o Luis Enrique que le diría a los jugadores antes de salir al campo?
Que trataran de disfrutar. Hay una relación directa entre la pasión, el disfrute y el rendimiento y la eficacia. Si te presionas por el resultado el nivel de ansiedad se puede disparar y eso genera un bloqueo mental. Los jugadores ya conocen la importancia del partido, por eso hay que inculcarles la idea que disfruten del momento.

Debe tratarlo cómo si fuera un partido más…
No creo en que es un partido más. Cada partido debe ser una experiencia nueva en tu vida y si pensamos que es uno más lo convertimos en rutina. Hay que vivir el partido como algo diferente y eso provocará que tenga más intensidad. Esa ocasión no se repetirá: cambias compañeros, el rival cambia jugadores… Por eso hay que aprovechar todos los partidos.

¿El líder siempre debe ser el entrenador?
El líder debe ser el entrenador porque es la máxima autoridad. Él tiene la responsabilidad. Pero en un equipo deportivo hay muchos líderes. El segundo entrenador puede ser un líder porque tiene más relación con los jugadores, pero luego está los capitanes, incluso otros futbolistas que son líderes informales que generan corrientes porque son carismáticos.

¿Qué tipo de líderes son Cristiano y Messi?
Hay que ser cautos. Lo que vemos fuera puede ser que no sea así dentro. La mejor manera es preguntándole a sus compañeros siempre y cuando quieran hablar de ellos. En Messi podemos ver a alguien más tranquilo y Cristiano puede ser más sanamente ambicioso, pero dentro puede ser diferente. No soy la persona indicada para hablar de esto.

¿Y si hay un jugador que no celebra los triunfos porque él no ha marcado?
Seré benevolente, porque suelo ser así. Esta persona igual no lo celebra porque tiene la sensación de que no está satisfecho con tu trabajo personal y te sientes defraudado con lo que has dado. Seguro que se alegra con el resultado final y es un buen compañero, pero quizás te exiges mucho a ti mismo y por eso te sientes mal.

¿Es posible aislarse del Clásico?
Hay muchas emociones en el fútbol. Es imposible aislarte, es un bombardeo. Todos hablan del Clásico. Lo que podemos hacer es no darle valor. Es un partido importante para todos y eso es así, es un motivo para celebrarlo, para hablarlo, que crea buen rollo… Hay que entender esta alegría y estar centrado en lo único que te incumbe, que es en dar tu mejor versión y jugar. El distanciamiento de la presión lo tienes que tener trabajado, no es una cosa de ese día. Un psicólogo no es un bombero al que lo llamas para apagar el fuego.

¿Tan importante es el estado emocional en el deporte?
Las emociones pueden llevar al traste el entrenamiento. La mente interviene en el juego y el cerebro es el órgano encargado de tomar decisiones. Hay que entrenarlo. Imagínate que llevas cuatro años preparando unos Juegos y dudas en el último momento. Hay que elegir pensamientos que te llevan al éxito. Si no lo haces así, estar abocado al fracaso. Nunca improvisarías en un partido, pues tampoco debes hacerlo con la psicología.

¿Cómo debe comportarse un aficionado en un Clásico?
Cualquier persona madura debería ser un modelo de conducta con tres valores esenciales: moderación, respeto y reflexión. No puedes decir que se me va la vida, ni insultar, ni llorar… La sensación de no control genera inseguridad a los más pequeños y los educa en un modelo agresivo. No puede ser que entiendan que en el fútbol no hay reglas y que en el nombre de la pasión todo vale.

¿Y los jugadores?
Los deportistas tienen que pensar que tus hijos te ven. Deberías representar una serie de valores que son los que quieres transmitir a tus hijos.

Usted habla en el libro de las diferencias entre el resultado y el rendimiento. ¿Cuál es la reflexión de esta idea?
El fútbol es una actividad que se guía por el resultado. Todo depende de ellos. Pero estar pendiente del resultado no mejora tu rendimiento, sino al revés. Los entrenadores deben estar pendientes de las cosas que dependen de ti, y esta es el rendimiento. No tengo que pensar en qué voy a conseguir sino en qué tengo que hacer para conseguirlo. Estando encima del rendimiento llegarán los resultados, pero puede ser que no lleguen, así es el fútbol.

¿Cuál es el perfil ideal para un entrenador?
No hay perfil bueno ni malo, pues depende del momento, del grupo, de los resultados… Hay veces que debes ser más controlador o autoritario, y en otros momentos en los que debe ser más autogestión. Depende de cada momento y de las individualidades. Lo que necesitan es conocer a tus jugadores. A unos les gusta que les retes a otros no… Cada uno responde de una manera al estímulo. Es el entrenador el que se debe adaptar a ellos, no al revés.

¿Cómo asimila un jugador los silbidos? Le pregunto por Iker Casillas.
A todo el mundo que le silban le sienta mal, pero su experiencia hace que esté por encima. El ha declarado que el público es soberano. Esa declaración es una forma de estar rumiando en esos hechos y es una manera de protegerse. No puedes estar pensando en por qué. Hay que aceptar que la vida tiene una parte injusta.

¿Qué opina de entrenadores que están todo el día pensando en fútbol?
El fútbol genera tanta presión que ha creado figuras muy obsesivas. Esto genera desequilibrios en la vida. Debe haber un descanso, un tiempo a uno mismo, al trabajo… Cuando pones todos los huevos en la misma cesta por algún lado reventará. El fútbol te chupa todo lo que lleva dentro. Llegas a unos extremos inauguantables. Nos estamos equivocando si pensamos que los mejores trabajadores son los que contestan correos electrónicos a la 1:00. Estas personas acabarán con depresión y ansiedad. La NASA selecciona a la gente emocionalmente inteligente y esta gente tiene sus prioridades equilibradas. Chapeau por entrenadores así, pero quizás habría que difundir otro modelo de trabajo.

¿Es bueno que los jugadores tengan una equilibrada vida privada?
La gente en su vida privada puede hacer lo que le da la gana. No podemos juzgar a sus futbolistas por su vida personal. Solo reclamamos la eficacia cuando trabaja. La afición no debe ser el castigador”.

¿Las derrotas pueden ser buenas?
Las derrotas pueden ser un revulsivo. La derrota es una cura de humildad. Cuando ganas te desborda la emoción, pero cuando pierdes toca el suelo. Con la derrota no hay que culpabilizarse ni macharse. Debes buscar puntos que te ayuden a crecer”.

¿Cuál es la salud del fútbol español?
En las canteras hay mucho interés por educar en valores e implicar a los padres. Cada vez más la gente tiene interés en compaginar estudios con deporte, pero en la parte profesional hay muchas variables. Todo el mundo debe ser una persona de bien”.

Joaquín