MUSICA

7 sept. 2015

ESPAÑA 2 - ESLOVAQUIA 0

HOLA,

Selección de fútbol de España
Clasificatorio Euro: Fase de grupos
sábado, 5 de septiembre, 20:45
Estadio Carlos Tartiere
EspañaEslovaquia
2 - 0
Fin
España se abrió camino en Oviedo. Estar en la Eurocopa, cita ineludible para el campeón, está más cerca. La Roja tomó la dirección correcta en el Tartiere. Caminó con el balón de la mano, compañero que se tenía que ir de viaje. Rumbo a Francia.
España reencontró su mejor juego justo a tiempo. El autobús de Kozak lo descolocó muy pronto. Silva tuvo una idea maravillosa y Jordi Alba se la detectó. El canario filtró un balón increíble con su pierna izquierda a la espalda eslovaca, que no contaba con el pequeño lateral. Jordi apareció por sorpresa y, con la cabeza, puso en la red una pelota que iba con lazo. Ocurrió a los cinco minutos, cuando algunos ni habrían llegado a su localidad.

Sin prisa pero sin pausa. España nunca perdió la calma. Acompañó el gol tan tempranero que cimentó el fútbol de La Roja, el de siempre. Sólo Mak, justo antes del 1-0, asustó al Tartiere. Ramos enseñó demasiado su cartera y se la robaron. El veloz punta eslovaco se plantó dentro del área y cruzó demasiado su remate. Quién sabe si le impuso el brazalete centenario de Casillas (reaccionó bien después a un disparo de Hamsik que le pedía una buena respuesta).
La manta no sirvió de nada
Ha comenzado septiembre, pero Eslovaquia fue a Oviedo bien arropada. Lo primero era defenderse para luego correr la contra. Tuvo un problema: la manta no le dio para toda la noche. Ni para empezar. España le desarropó con facilidad. Se bastaron los artistas Silva, Iniesta y Cesc, que pusieron balones en el corazón del área como quien respira. Parecieron llevar una semana ensayándolos. Los tres lucieron con Busquets por detrás. Dio un recital. A los obreros el traje también les puede quedar bien.
Jordi Alba pudo marcar otra vez de cabeza, pero el segundo no llegó hasta la media hora. Cesc le puso un balón Premier a Costa, al que frenaron dentro del área. Fue penalti del portero Kozacic, que zancadilleó al toro de España aunque en última instancia quitase el capote. A Diego le faltó el gol, pero sigue en periodo de adaptación. Le entrarán. Pronto.

Iniesta de nuestra vida tomó la responsabilidad y transformó el penalti. Se llevó el dedo a la boca. Era una España de rechupete en el Tartiere. En la grada y en casa se estaban chupando los dedos.
A los de colorado
No obstante, Eslovaquia no se dio por vencida. Salió con brío tras el descanso. Volvió a amenazar con su velocidad, pero España calmó a los de Kuzak guardándose el balón. Había que dársela sólo a los de rojo. Iniesta y Silva siguieron con los malabares.
Eslovaquia, mientras, fue perdiendo la fe. Murió viendo cómo jugaba España, que también hay que decir que pudo rematar más. Aunque es verdad que la faena ya estaba hecha. Luego entraron Cazorla, Alcácer y Koke. España ya es líder y se aclara el panorama para estar en la próxima Eurocopa. No podía ser de otra manera. Cómo no va a estar en Francia el campeón. Y volviendo a ser nuestra España. También la de Piqué, sí. Pese a quien pese.

Joaquín.