MUSICA

27 mar. 2017

Nuevo y lamentable espectáculo con tortas y peleas en un partido de juveniles

HOLA,
SUMA Y SIGUE Y SIN HACER NADA POR LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL.
ASÍN SE TERMINARÁ CON ESTE DEPORTE QUE YA NO ES UN DEPORTE.

Desgraciadamente no cesa la violencia en los partidos de categoría inferiores, donde los nervios están a flor de piel tanto en el terreno de juego como en las gradas, que casi siempre ocupan padres y jugadores. Si hace una semana se produjo un espectáculo vergonzoso en el encuentro de infantiles entre el Alaró y el Collerense, en Mallorca, este fin de semana ha vuelto la violencia en el fútbol de promoción, con tortas y peleas en el partido que disputaban el Fútbol Club Andorra y la AE El Prat y que se celebraba en el Principado.

Todo empezó cuando el jugador local Jordi Aláez solicitó a El Prat que lanzase el balón fuera puesto que había un compañero lesionado. Entonces empiezan las trifulcas que aumentan cuando se expulsa a un futbolista visitante. Tal como muestran las imágenes de la televisión andorrana la pelea se traslada a la grada con reparto de puñetazos. Las imágenes han causado consternación sobre todo en Andorra.

JOAQUÍN