MUSICA

9 mar. 2015

EL PRIMER CONTRATO DE TU VIDA

Hola
EL PRIMER CONTRATO DE TU VIDA

Adquirir responsabilidades y acertar en las decisiones que debes tomar en la vida nunca es fácil y más si nos ponemos en el pellejo de un niño de temprana edad. Si tenemos la suerte de que su pasión es el fútbol y decide jugar para nuestro club, habría firmado virtualmente su primer contrato social con la vida.

Se nos presenta una oportunidad maravillosa para enseñar formas de actuar que nuestro jugador irá asimilando y aplicando en las diferentes situaciones que se encuentre en el camino. Revisemos juntos los beneficios de ese pacto jugador-club:

1. Hábitos: Entenderán la importancia de prepararse para los entrenos y partidos, hacer un calentamiento correcto, organizarse la ropa y asearse, adquirir unos hábitos alimentarios saludables... Puede ser una buena idea, hacer juntos un calendario semanal con sus obligaciones rutinarias.

2. Actitudes: Aprenderán a enfadase y alegrarse teniendo en cuenta que sus reacciones afectan al resto de las personas de su entorno. Deben animar y reforzar positivamente a sus compañeros y entender que con su comportamiento en el campo están transmitiendo a todos la imagen del tipo de persona que quieren ser.    

3. Respeto: Superarán las adversidades y las frustraciones sin olvidar que el rival merece un buen trato en todo momento, así como el equipo arbitral o todos y cada uno de los miembros de nuestro club. A nivel social, les ayudará a entender y respetar la libertad de todas las personas, cualidades muy apreciadas en nuestra sociedad actual.

4. Puntualidad: Entenderán la importancia de llegar puntuales a los entrenamientos y a las concentraciones pre-partido. Será un aprendizaje incipiente que más adelante será de fundamental importancia en su vida social y laboral.

5. Disciplina y normas: Comprobarán que formar parte de un grupo implica conocer y respetar las normas. Ese primer contacto con la justicia les hará conscientes de la importancia de seguir las normas y de la necesidad de acatar las posibles sanciones que deriven de quebrantarlas.

6. Competitividad: Establecerán pugnas con sus compañeros por destacar en la práctica del fútbol intentando dar lo mejor de sí mismos para mejorar individualmente y ser reconocidos por ello al ir superando a los rivales semana tras semana. Esa constancia y perseverancia les serán de gran ayuda cuando en el futuro se les resista algo y en vez de tirar la toalla, adopten la actitud de pelear más por conseguirlo.

7. Compromiso: Experimentarán por primera vez los beneficios de sentirse parte de una gran familia llamada equipo. En donde todos y cada uno de sus miembros se apoyan y se ayudan ya que trabajan por un objetivo común.  Aunque sepan que se han equivocado al apuntarse a fútbol o que no es tan divertido como pensaban, deben acabar el año futbolístico para no dejar "colgados" a sus compañeros. Así habrá aprendido el valor y la importancia de dar nuestra palabra a alguien en su vida. Esto será crucial para reafirmar su futura credibilidad.

8. Recompensa: Disfrutarán y serán felices con su premio al esfuerzo en forma de partido de fútbol. Se sentirán realizados al jugarlo y mostrarán en él lo aprendido a lo largo de la semana de entrenamientos. Aunque no siempre en la vida será así.

Si logramos que todos nuestros jugadores cumplan con los diferentes apartados de este contrato,seguro que contribuimos a modelar mejores personas para nuestra sociedad. Cada club, por minúsculo que sea, forma parte de esa numerosa factoría formadora de personas excepcionales: la empresa del fútbol.

Joaquín